Mercedes-Benz

EQA - Prueba de conducción.

10.05.2021

Hemos propuesto al periodista de motor, Albert Alsina, probar el nuevo SUV 100% eléctrico de Mercedes-Benz, el EQA para demostrar que podemos hacer una ruta de 400 km sin tener que cargar la batería.
Iniciamos la ruta en Fornells con la batería de iones de litio de 66'5 KW de capacidad a plena carga y subimos hacia Camprodon. Y mientras tanto, vamos comprobando los detalles y las prestaciones de este modelo, que acelera de 0 a 100 en 8,9 segundos gracias a sus 140 kW de potencia y 375 Nm de par.
1ª PARADA: CAMPRODON. LLegamos al Ripolléds con 119 km. Hemos conducido por vías rápidas y carreteras comarcales con bastantes curvas. El EQA nos ha demostrado que es un SUV muy fino con una insonorización interior extraordinaria. Estable y divertido a pesar de ser un crossover, su conducción se acerca mucho a la de los turismos, con un carácter ágil y con una dirección que transmite un feeling extraordinario.
Bajando de Camprodon hemos afinado más en conducción eléctrica, jugando con las levas para obtener más retención, añadiendo kilómetros de autonomía aprovechando la energía creada en las bajadas y las frenadas. 
2ª PARADA: FIGUERES. Con 202 km recorridos, con el Museo Dalí como espectador y pensando con el "surrealismo" como estilo e innovación, reflexionamos sobre en el elevado nivel tecnológico y vanguardismo de futuro que desprende este EQA. Y es que este Mercedes-Benz se puede cargar entre el 10 y el 80% en 30 minutos (con cargador rápido) y en unas seis horas con un enchufe convencional. 
3ª PARADA: CALA MONTJOI. De Figueres vamos a Cap de Creus, pasando por Roses y nos dirigimos a Cala Montjoi, llevando los 239 km. Aprovechamos destacar valores de su interior, el cual, sorprende por el espacio por los cinco ocupantes con plazas generosas, un maletero de 340 litros de capacidad, revestimientos y detalles específicos para este modelo (incluida una nueva tapicería) y la ya conocida doble pantalla (que pueden ir desde las 7 a las 10'25 pulgadas) con el ingenioso sistema MBUX con menús y gráficos específicos para la conducción eléctrica. Además, y ya puestos en "modo" tecnología, destacar que el EQA tiene la capacidad de programar las rutas que se harán, con paradas para recargar, rutas rápidas o ... y sorpresa, rutas ecológicas.
4ª PARADA: LLAFRANC. Con 338 km de recorridos. Y no podíamos olvidarnos de hablar del diseño de un modelo tan rompedor como este. Su carrocería marcada por el GLA, pero un poco más grande, muy bien proporcionado y con líneas dinámicas con rasgos diferenciales, como los faros de LED con hilo que va de lado a lado y con toques azulados que denotan su corazón eléctrico.
ÚLTIMA PARADA: GARATGE PLANA. Llegamos a Fornells con 408 kms recorridos, 12 km aún por consumir y con más de seis horas de conducción. Durante el trayecto hemos utilizado todos los modos disponibles y realizado todo tipo de conducción: ecológica, relajada y, también, en ocasiones deportiva.
Y sí. El EQA ha superado la prueba y con creces!!!